Necesitarás para el borgoña:

¡Manos a la obra!

  1. Pica las frutillas y llévalas a un bowl.
  2. Mezcla las frutillas con el azúcar y déjalas macerar en el refrigerador de 20 a 30 minutos.
  3. En una jarra grande, vierte el vino y luego agrega las frutillas. Revuelve, agrega el hielo y déjalos reposar unos minutos.
  4. Tu borgoña ya está listo para servir. ¡Disfrútalo!