Necesitarás para el clery:

Manos a la obra:

  1. Pica los duraznos y las frutillas en pedazos pequeños.
  2. Llévalos a un bowl y espolvorea azúcar a gusto encima, luego deja que se maceren hasta que el azúcar se haya disuelto.
  3. Llena una jarra con el vino y encima agrega las frutillas, revuelve y deja reposar en el refrigerador por 1 hora.  
  4. Sírvelo bien helado ¡Que lo disfrutes!