Necesitarás para los jellyshots de frutilla:

Manos a la obra:

  1. Con un cuchillo, quita todas las hojas de la frutilla, y luego corta un pequeño pedazo de la parte de abajo de cada una.
  2. Con ayuda de una cuchara pequeña, quita la parte de adentro de todas las frutillas, formando así pequeños vasitos.
  3. Deja todas las frutillas en una bandeja, y sécalas con papel absorbente. Reserva.
  4. En un bowl resistente al calor, mezcla la jalea con el agua hirviendo. Revuelve por 2 minutos, hasta que la jalea se haya disuelto por completo.
  5. En otro bowl, mezcla el tequila con el triple sec y luego agrégalo sobre la jalea. Revuelve.
  6. Con cuidado, agrega de manera equitativa la mezcla de jalea con tequila dentro de cada una de las frutillas que tienes en la bandeja.
  7. Una vez que las hayas rellenado todas, llévalas al refrigerador por 4 horas, hasta que la jalea esté firme.

Para decorar:

  1. Pon el azúcar en un plato plano, encima ralla el limón (la cantidad que tú quieras).
  2. Luego, corta el mismo limón en rodajas, y éstas, córtalas en pequeñas mitades.
  3. Cuando las frutillas estén listas, moja el borde de cada una con un poco de jugo de limón o agua y pásalas por la mezcla de azúcar con ralladura de limón. Pon las pequeñas mitades de limón en el borde de cada una.
  4. Tus jellyshots de frutilla ya están decorados y listos para que los disfrutes en una tarde o noche de picoteo con los amigos.
Imagen de buzzfeed.com