En todas las casas existe ese vino tinto que quedó sin descorchar del cheesse n’ wine con los amigos, o el que nos trajeron de regalo. Y si no hay, es porque lo tomamos todo y hay que ir a comprar más, sobre todo ahora en verano que la sangría está tan de moda, y que con un toque de algún destilado queda mejor aún.

Se trata de un coctel típico de España, perfecto para los días de calor, basado en una deliciosa combinación de frutas y vino, que al agregarle un toque de destilado, como ginpisco, vodka o ron, queda mejor aún. Antes de comenzar a prepararla, te recomendamos poner un ambiente ad hoc, con buena música flamenco para disfrutar una fresca sangría hecha en casa. Ojo, que esta receta se puede modificar con las frutas que tú quieras. Para esta temporada te recomendamos usar sandía, melones, damascos, o la fruta de estación que tengas en casa.

Necesitarás para la sangría:

Manos a la obra:

  1. Corta las naranjas y los limones en rodajas. Luego, corta la manzana y los duraznos en cubitos.
  2. En una jarra grande, mezcla el vino con las frutas, luego agrega las cortezas de limón , el azúcar y la canela. Agrega la media del destilado que elegiste y revuelve por unos segundos.
  3. Agrega hielo a gusto y tu sangría ya está lista para servir. Te recomendamos tomarla bien helada.