Necesitarás para la sangría de verano:

Manos a la obra:

  1. En una jarra grande, mezcla el vino espumante con el brandy. Agrega el limón, la sandía y la piña. Revuelve por unos segundos.
  2. Lleva la sangría al refrigerador por lo menos 1 hora antes de servir.
  3. Sirve en vasos o copas y agrega un chorrito de bebida de limón, a gusto, en cada uno de los vasos para darle  un toque burbujeante. Agrega hielo, de ser necesario.
  4. ¡Que disfrutes tu sangría de verano!
  5. No te olvides del picoteo. Acá te dejamos algunas opciones rápidas y fáciles.
Imagen de whattheforkfoodblog.com