El berlín alemán, también llamado Krapfen, se rellena con mermelada, a diferencia del chileno que se rellena con manjar o crema pastelera. A continuación te enseñamos a preparar la receta clásica alemana.

  • 250 gr harina
  • 50 gr mantequilla
  • 13 gr levadura fresca
  • 120 ml leche tibia
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal
  • Mermelada Schwartau
  • Azúcar flor para decorar

¡Manos a la obra!

  1. Disuelve la levadura fresca en un recipiente con la leche tibia. Déjala reposar por 5 minutos o hasta que haga burbujas. Reserva.
  2. En otro recipiente, mezcla la harina con el azúcar, el huevo y mantequilla.
  3. Agrega en ese recipiente la leche con la levadura de a poco y amasa hasta que los ingredientes se incorporen bien y la masa quede elástica y suave.
  4. Deja la masa reposando durante una hora tapada para que su volumen aumente.
  5. Divide la masa en 6 bolas, aplástalas un poco y déjalas reposando tapadas durante  30 minutos más. Se aglobarán.
  6. Una vez transcurrido el tiempo, calienta aceite suficiente para freír los berlines.
  7. Fríelos hasta que queden dorados.
  8. Déjalos escurrir sobre papel absorbente, hasta que queden bien secos.
  9. Córtalos a lo ancho y rellena con la cantidad de mermelada Schwartau que estimes conveniente.
  10. Espolvorea azúcar flor para decorar.
  11. ¡Tus berlines o krapfen ya están listos!
Ingredientes
  • Nombre de Producto

Total receta:

$ 0

Agregar productos al carro