La albahaca está presente en un sinfín de preparaciones, y más aún en esta época veraniega con porotos granados, humitas y diversas ensaladas. Cómo no amarla si su sabor y aroma son inigualables. Además de ser utilizada en diversas preparaciones culinarias, puede ser utilizada como hierba medicinal. Sus propiedades se atribuyen a su aceite esencial, y estos son sus efectos:

  • Efecto digestivo: favorece la digestión.
  • Efecto carminativo: previene y favorece la eliminación de los gases que se acumulan en el tubo digestivo.
  • Efecto antiespasmódico: calma los retorcijones intestinales.
  • Efecto antimicrobiano: impide el desarrollo de microbios.
  • Efecto emenagogo: estimula o favorece el flujo menstrual.
  • Efecto laxante: favorece la evacuación intestinal.

albahaca

Para preparar una infusión de albahaca, se prepara con 1 cucharada de tallo-hojas para 1 litro de agua recién hervida. La recomendación de consumo es de 3 tazas al día (para efecto laxante beber en ayunas y antes de almuerzo). Como precauciones, se recomienda no exceder las dosis.

También puede ser usada de forma externa, para lavado de heridas, acné y reumatismo.  La misma infusión anterior sirve para lavar heridas; el jugo fresco de hojas, para el acné; y para reumatismo se debe realizar friegas.

¿Conocías los beneficios de la albahaca?