Una dieta saludable y balanceada, afecta de forma positiva la mente, favoreciendo la memoria, aumentando la capacidad de atención y aprendizaje, así como cambios positivos en el estado emocional y la forma de interactuar con los demás.

Los alimentos claves para nutrir el cerebro de una forma saludable, son:

  1. Consumir dos porciones de verduras de hojas verdes todos los días, como acelga, repollo, lechuga, apio, espinacas, apio, entre otras.
  2. Incluye al menos dos veces por semana alimentos ricos en Omega 3, como sardinas, atún, salmón, y otros alimentos fortificados (suplementos, yogurt, galletas, carne molida).
  3. Consume una gran cantidad de alimentos ricos en vitamina E, como almendras, avellanas, semillas de girasol, calabaza y sésamo.
  4. Aumenta el consumo de alimentos ricos en Vitamina B, como mariscos, lácteos, huevos, carne, polo, legumbres, cereales fortificados, granos enteros, entre otros.
  5. Ingiere una gran cantidad de frutas con alto contenido de antioxidantes, como berries, chocolate negro, té verde.
  6. Beba suficiente agua. 2-3 litros para hombres y 2 litros para mujeres.

Importante complementar a esta dieta, una actividad física (idealmente aeróbica) tres veces por semana, por 40 minutos. Igualmente importante cuidar las horas de sueño.

Actividades que siempre mantendrán activo tu cerebro, serán armar rompecabezas, haciendo malabares, memorizando letras de canciones, aprender nuevos idiomas o tocar un instrumento.

¡Coméntanos qué es lo que haces tú para nutrir tu cerebro!