La gimnasia abdominal hipopresiva, es una terapia utilizada para el tratamiento de las disfunciones del suelo pélvico, tales como incontinencia urinaria, prolapso genital, dolor pélvico crónico, entre otros, y también como una forma de entrenamiento abdominal.

Las distintas disfunciones pélvicas se producen debido a que la musculatura pélvica está débil, demasiado tensa o ha sufrido alguna lesión como desgarro o episiotomía.

¿En que consiste y como se realiza la gimnasia abdominal hipopresiva?

La gimnasia abdominal hipopresiva es un conjunto de técnicas posturales, que combina 8 posturas, 33 ejercicios y 8 ejercicios de transición.

Los ejercicios se realizan con un ritmo lento y de respiración libre, aunque a menudo la contracción necesaria para realizar los ejercicio es tal, que se realizan en apnea (cese de la respiración por períodos cortos). Las posturas de los diversos ejercicios deben mantenerse entre 10 y 30 segundos, siendo la duración total de cada sesión de 30 a 60 minutos. Además es recomendable que se realicen 3 o 4 ejercicios, varias veces al día y de forma cotidiana en la casa.

Sus efectos son:

  • Aumento de la fuerza y del tono de la musculatura abdominal y pélvica.
  • Disminución de la presión abdominal .
  • Normalización de las tensiones musculares.
  • Normalización de las curvas vertebrales.

¿Para quienes está indicada?

  • Mujeres post-parto: Ayuda a recuperar la fortaleza muscular después del parto.
  • Mujeres con incontinencia urinaria: Fortalece la musculatura del suelo pélvico, disminuyendo la incontinencia urinaria.
  • Personas que deseen reducir el perímetro de la cintura en el marco de la estética corporal.

Importante considerar que en determinados casos, la gimnasia abdominal hipopresiva, no está recomendada, como en el caso de personas con cardiopatía, hipertensión arterial, embarazo y disfunción obstructiva respiratoria.