¿Sabías que?… una deshidratación leve afecta al rendimiento cognitivo, como la memoria y el lenguaje y a las actividades diarias, generando una disminución de la atención visual, fatiga, tensión y ansiedad. Es por esto que debes hidratarte en invierno.

hidratarse-invierno

Te recordamos que siempre hay que beber líquidos, aunque con el frío den menos ganas, porque cuando sientes sed, significa que ya hay un grado leve de deshidratación.

hidratarse-invierno

Toma 2 litros de agua, aproximadamente (cuenta tanto el agua, jugos, leche, infusiones, sopas, caldos, entre otros).

Recuerda también mantener un consumo diario de 5 porciones de frutas y verduras, pues son una buena fuente de agua, porque pueden contener hasta un 90% de agua en su composición.

Con estas simples formas, podrás evitar la deshidratación y así mantener tu rendimiento durante el día.

Así que ya sabes ¡A disfrutar de la temporada de sopas! Y mejor aún si lo haces con maratones de series y películas de Netflix. #MundosJumbo