El déficit de vitamina B12 es común en los adultos mayores y se incrementa a medida que aumenta la edad, generando problemas de memoria, concentración, anemia megaloblástica, entre otras enfermedades.

La vitamina B12, es un micronutriente esencial para el sistema neurológico y hematológico. Esta vitamina hidrosoluble es sintetizada por bacterias, las cuales son ingeridas por los animales, incorporándola en sus tejidos, huevos y leche, los que al ser consumidos por los seres humanos, la introducen a su organismo.

La deficiencia de vitamina B12 es común en adultos mayores y se incrementa a medida que aumenta la edad. Esto debido a que el factor intrínseco (necesario para su absorción) disminuye o desaparece, así también la capacidad de producir ácido clorhídrico (otro factores necesario para su absorción).

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud realizada en el año 2009, un 8,5% de los adultos mayores (65 años y más) presentaban déficit de vitamina B12.

Un adecuado consumo de carnes, huevos y lácteos, aportará la cantidad necesaria de vitamina B12, para así prevenir la anemia megaloblástica, mantener el equilibrio de los síntomas parestésicos (hormigueo) de las extremidades, minimizar problemas de memoria, concentración, e incluso demencias.

Importante destacar, que si el déficit de vitamina B12, se acompaña de déficit de folatos y vitamina B6, se genera un aumento del riesgo de enfermedades cerebrovascular.

¿Conocías la importancia de la vitamina B12 en la alimentación de los adultos mayores?