La punta paleta en un corte muy blando, de forma triangular, con un nervio interior que lo recorre. Se encuentra entre los cortes choclillo y posta paleta, y es uno de los cortes más sabrosos.

Es perfecto para todo tipo de preparaciones, especialmente en estofados y preparaciones al horno y a la cacerola. Además es uno de los cortes ideales para preparar la deliciosa carne mechada (receta aquí).

En estas preparaciones la punta paleta marida muy bien con tintos más suaves, tales como el Carmenère y el Merlot.

Disfruta de este económico y delicioso corte con estas cuatro recetas que tenemos para ti.

Carne a la olla

Esta receta es un básico de la cocina, fácil de preparar y perfecta para esas grandes comidas familiares. Aprende a prepararla aquí.

Lasaña de carne mechada

La tradicional mechada nacional se une a uno de los platos favoritos de todos: la lasaña. Una fiesta de sabores y texturas que te encantará. Encuentra la receta aquí.

Carbonnade, o guiso belga de carne

Esta receta es de esas que no se olvidan más. Llena de sabores y aromas hogareños, es una receta típica de Bélgica, que pide bastante tiempo de cocción pero que es muy fácil de preparar. Encuentra el paso a paso aquí.

Guiso Marroquí

Esta receta toma el clásico guiso de carne y lo convierte en algo nuevo con la magia de las especias, las que le otorgan una complejidad especial. Cálido y reconfortante, este plato es perfecto para disfrutar en los almuerzos otoñales de fin de semana. Aprende a prepararlo aquí.