¿Puedes creer que desperdiciamos 63 kilos al año- como país-  en botar pan? La idea de esta nota, es que empieces a pensar en que toda la comida se puede aprovechar más de lo que piensas.

Conviértete en una persona consciente con estos 5 tips para no desperdiciar comida:

no-desperdiciar-comida-final

Paso 1: Toma conciencia:  parte hoy, nunca es tarde para comenzar y aprender.

Paso 2: Planifícate y compra: haz un menú para que compres las cosas justas que debes comprar para la semana ¡Apóyate en nuestro Menú Semanal. Te ayudará a mantener una alimentación saludable, a cuidar tu salud y a cuidar tu bolsillo. No comprarás de más, no comerás demás y no gastarás de más.

Paso 3: Sácale el máximo de rendimiento a tus alimentos: A veces pensamos que hay partes de – por ejemplo- frutas y verduras, que no se comen, pero ¡no! Hay muchos tallos, semillas y hojas de hortalizas o  legumbres, que son comestibles ¡Infórmate! Preparar jugos, batidos, purés o compotas, puede ser una buena idea con esas hojas de espinaca que ya no se veía tan “bonita”.

Paso 4: Haz conservas: Están muy de moda y hay infinitas técnicas para conservarlo todo. Puedes hacer desde mermeladas, congelar alimentos, hasta preparar encurtidos o conservarlos en salmuera. Es una cuestión de actitud.

Paso 5: ¡Explota tu creatividad! Dale una segunda oportunidad a tus fideos del día anterior. El pan es quizás el alimento con más posibilidades: rallado, en tostadas, como base para canapés, en sopas, o en lo que se te ocurra (acuérdate de ese budín de pan de la abuela… ¡mmmmm!). Si te sobran carnes, aves y pescados, podemos hacer un relleno para alguna verdura, una base para sopa o un caldo. Opciones hay muchas, sólo depende de ti.

 

¡Haz la diferencia, y cambia. Siempre el cambio viene desde uno mismo!