El vino especiado caliente es una tradición invernal en muchos países del mundo, y aquí en Chile no somos la excepción.

Algo tiene este delicioso trago invernal que reconforta hasta en las temperaturas más bajas, y es ideal para compartir en un día de encuentro familiar, acompañado de sopaipillas, calzones rotos, o incluso un rico picoteo invernal.

Para preparar el navegado -también llamado “candola”-, puedes usar cualquier tinto económico pues al calentarlo y agregar azúcar pierde las cualidades que destacan a un vino.

Las especias a utilizar son a elección de quien lo prepara, pero se acostumbra a usar canela y clavo de olor. El anís es un condimento que aporta un toque interesante a esta bebida, y por supuesto, la naranja no puede faltar en forma de cáscara, gajos o incluso jugo.

Si te antojaste y quieres preparar este delicioso trago en casa, toma tu olla y manos a la obra con esta receta.

Ingredientes:

  • 1 litro de vino tinto
  • 2 naranjas
  • 4 clavos de olor
  • 2 ramas de canela
  • 5 estrellas de anís
  • 1 taza de azúcar

Cortar una naranja en rodajas y eliminar las semillas.

En una olla calentar el vino tinto y le añadir el azúcar. Agregar las rodajas de la naranja y revolver el vino al fuego mientras se calienta, para permitir que el azúcar se disuelva. Cuando ya esté caliente, agregar el zeste en cintas de la otra naranja y su jugo, los clavos de olor y la rama de canela.

Calentar por un par de minutos más. Si se desea la bebida con todo su contenido de alcohol, no dejar hervir. Si se quiere reducir o eliminar el contenido alcohólico, hervir de 5 a 30 minutos además reducirá la cantidad de bebida final).