Las chuletas de cerdo son un clásico de clásicos. El que no ha comido chuletas con puré, no tuvo infancia. Como olvidar, cuando éramos chicos, que esperábamos a llegar al hueso sólo para disfrutar el máximo sabor concentrado allí.

Hoy, para darle un toque diferente, te retamos a que te la juegues con esta receta y conviertas este clásico plato en una novedad ultra crocante y sabrosa. También puedes utilizar otro tipo de carnes, como una pechuga de pollo, posta rosada o negra.

Ingredientes:

  • 3 chuletas de cerdo
  • 2 tazas de almendras enteras, en rodajas o picadas
  • ¼ de queso rallado parmesano
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 3 huevos
  • 1 taza de leche (1 taza)
  • Sal y pimienta

Preparación

  1. Introduce las almendras en una procesadora y muélelas hasta que queden como una especie de polvo. Toma sólo unos segundos.
  2. Mezcla las almendras con la mitad del queso parmesano y los polvos de ajo y cebolla.
  3. Bate los huevos hasta conseguir una mezcla homogénea y agrega la leche. Luego un poco de sal y pimienta a gusto.
  4. Baña las chuletas en la mezcla de huevos y luego pásalas por las almendras.
  5. En un sartén vierte suficiente aceite (puede ser de oliva o maravilla) para cubrir la mitad de cada chuleta. Cuando esté muy caliente, introduce las chuletas. Puedes, incluso, agregar un chorro de aceite sobre la parte de arriba de cada chuleta para asegurarte de que las almendras no se despeguen.
  6. Da vuelta las chuletas y cocínalas hasta que ambos lados se vean bien dorados.
  7. Ojo, el aceite tiene que estar muy caliente, así las chuletas quedarán perfectas y no aceitosas. Puedes acompañarlas con una ensalada de hojas verdes, verduras al horno, puré rústico, puré picante, etc.

¡Disfruta del crunch!

Ingredientes
  • Nombre de Producto

Total receta:

$ 0

Agregar productos al carro